Map
Check-in - Check-out

Personas:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

456 Alojamientos en Ruta de los Pueblos Blancos

Más relevantes primero
  • Calendario actualizado
  • Mejor valoradas
  • Más opiniones

1 - 20 of 456 holiday cottages

La maravillosa ruta de los Pueblos Blancos

Traza un arco entre las provincias de Cádiz y Málaga con la sierra de Cádiz y la Serranía de Ronda, uniendo el Atlántico con el Mediterráneo. Por el camino, se esparcen multitud de apacibles pueblos blancos donde una arquitectura popular bañada en cal atrapa toda la luz del sur y la mantiene presente en lo alto de cerros o deslizándose por laderas.

Te llegarán ecos de lo que fue al-Ándalus entre sus calles empinadas, estrechas y sinuosas, bajo la protección de castillos levantados en estos antiguos territorios de frontera.

Parque Natural de la Sierra de Grazalema

Esta reserva de la biosfera es uno de los actores que toman más protagonismo dentro de la ruta. Tráete un chubasquero, por si acaso… Y es que te vas a encaminar al punto más lluvioso de toda España. Es lo que tiene estar expuesto a las borrascas del Atlántico.

Aquí te encontrarás sorpresas como la sierra del Pinar, cañones que te quedarán gravados como la garganta Verde, innumerables grutas por donde aletean colonias de murciélagos, fantásticos miradores como el del puerto de las Palomas, aves como el alimoche sobrevolando sus peñascos… Y el Jardín Botánico El Castillejo (en el Bosque), con plantas endémicas de la sierra de Grazalema y representación de la flora andaluza.     

Algunas de sus poblaciones más pintorescas

En la provincia de Cádiz:

  • Arcos de la Frontera puede ser una buena primera parada. En ella asoman los parajes naturales de los embalses de Bornos y de Arcos, un importante refugio de aves. Cuidado, su arquitectura construida sobre una naturaleza tajante enamora. Y más si te llega el perfume de azahar de sus huertas de naranjos…
  • Entre los preferidos también está Olvera, un pueblo de postal rodeado de olivares y tierras de cultivo bajo el perfil de su castillo y la hermosa iglesia de la Encarnación (neoclásica).
  • De Setenil de las Bodegas te van a impresionar sus calles y casas construidas bajo el abrigo de las rocas o dentro de éstas.
  • Zahara de la Sierra también te encandilará, sobre todo por su enclave. Podrás bañarte en la playa artificial de Arroyomolinos, por gentileza del embalse Zahara-el Gastor.
  • Grazalema es un pueblo doblemente blanco en invierno por la nieve, debido a su microclima. Pero no sufras, acarrea una larga tradición en la elaboración de mantas.
  • En Benaocaz, te placerá perderte por su barrio nazarí y subir hasta la colina donde reposan las ruinas del castillo de Aznalmara o de Tavizna.
  • Castellar de la Frontera está casi enteramente integrada en el Parque Natural de los Alcornocales. Y dispone de una combinación ganadora: castillo y Palacio del Marqués del Moscoso en lo más alto y embalse de Guadarranque a sus pies.
  • Parte del encanto de Vejer de la Frontera se extiende por las calles del barrio de la Judería o gira entre las aspas de los molinos de viento de la barriada de San Miguel. En este rincón de la Costa de la Luz, los romanos dejaron recuerdos como el acueducto de Santa Lucía y las columnas de la iglesia parroquial.

En la provincia de Málaga:

  • Ronda te impactará solo con cruzar el puente Nuevo, su símbolo. También por sus aires de leyenda, como descubrirás en el Museo del Bandolero. Por algo ha inspirado autores literarios de todos los tiempos.
  • Gaucín: en lo alto de un cerro rocoso, su castillo del Águila te servirá de gancho para atisbar Gibraltar y la costa africana.
  • En Casares se encuentra la casa natal del político y escritor Blas Infante, padre del andalucismo. Y los baños de la Hedionda, que revitalizan cuerpo y alma desde época romana.

Otras maneras de sumergirte en el entorno

Podrás hacer parapente desde los montes de Albarracín o Vejer de la Frontera, espeleología en Villaluenga del Rosario, rutas a caballo, astroturismo, BTT, escalada, vías ferratas, pesca, piragüismo, vuelo en globo, submarinismo y actividades náuticas en la Costa de la Luz o la del Sol…

Y rutas de senderismo como la de Benamahoma-el Bosque siguiendo el cauce del río Majaceite (unos 5 kilómetros), la Ruta de la Calzada Romana Ubrique-Benaocaz (5 kilómetros, 1 hora), la Ruta de los Castillos y Fortalezas de la provincia de Cádiz y la Vía Verde de la Sierra de Cádiz, que te llevará a conocer las importantes colonias de buitres leonados de la reserva natural del peñón de Zaframagón.

El son de la gaita gastoreña

La Semana Santa se vive con especial intensidad en el sur: párate a ver las procesiones de Setenil de las Bodegas, Alcalá del Valle, Espera, Olvera y Arcos de la Frontera. Una localidad, ésta última, que además te servirá todo el jolgorio del carnaval y que se ve transformada en un gran belén viviente cuando llega la Navidad.  

En el Gastor, las fiestas navideñas se ven envueltas en el sonido de la gaita gastoreña, un instrumento tradicional (procedente de la chirimía árabe) que antiguamente se utilizaba con los rebaños. También resuena durante el Corpus Christi, que florece especialmente en las calles de Zahara de la Sierra.

Pero, para celebraciones singulares, la de Algodonales con su recreación histórica del 2 de mayo de 1810: la lucha contra las tropas borbónicas durante la Guerra de la Independencia. O la Fiesta de Moros y Cristianos de Benamahoma (agosto), en Grazalema. O la Crujía de Gamones de Ubrique (3 de mayo), en la que se hacen estallar una especie de juncos al pie de las cruces que se adornan en cada barriada.

¿Tienes hambre?

Empieza picando algo entre una rica selección de chacinas, embutidos y quesos elaborados con leche de cabra payoya, autóctona de la sierra de Cádiz.

Por aquí, podrás alimentarte bien a base de sopa de la olla, gazpachos, cocido con pringá, frangollo (un tipo de gachas), tagarninas (citadas en El Quijote), guisos con carne de caza, truchas del río Majaceite… Y si llegas a orillas del Mediterráneo, sírvete arroces marineros, pescaíto frito y almejas a la marinera o al ajillo.

Lo más grato será recorrer la Ruta de los Pueblos Blancos a través de sus dulces: las empanadillas de cidra, el gañote, los huevos nevados, los amarguillos de Benamahoma, las tortas vejeriegas, los suspiros de Benaocaz...

 


Las preguntas más frecuentes sobre el turismo rural en Ruta de los Pueblos Blancos

💯 ¿Cuáles son los lugares más destacados en Ruta de los Pueblos Blancos?

En Ruta de los Pueblos Blancos puedes visitar estos lugares y sitios de interés:

🏡 ¿Cuáles son los tipos de casa más buscados en Ruta de los Pueblos Blancos?

Los viajeros suelen buscar casas con determinadas características, estos son los requerimientos más solicitados a la hora de buscar una casa en Ruta de los Pueblos Blancos:

🤩 ¿Cuáles son los 5 pueblos más buscados en Ruta de los Pueblos Blancos?

Los visitantes de Ruta de los Pueblos Blancos suelen preferir estos pueblos destacados para la práctica de turismo rural:

💰 ¿Qué precio suele tener una casa rural en Ruta de los Pueblos Blancos?

El precio es muy variable según la zona, tipo de casa o fechas en las que viajes. Si generalizamos podemos decir que las casas en Ruta de los Pueblos Blancos suelen tener un precio medio variable por persona y noche. No obstante si tienes en cuenta todo el entorno es posible encontrar casas más económicas y también casas de lujo.